La lectura es considerada una herramienta fundamental para el desarrollo mental, donde se involucra un número de habilidades generales que permite al individuo desenvolverse dentro de un contexto, además, la lectura es una forma de comunicación y transmisión de culturas, valores que representan una sociedad en particular. Una persona con hábito de lectura posee autonomía cognitiva, es decir, está preparada para aprender por sí mismo durante toda la vida.